''Y ASÍ COMENZÓ MI CONTACTO CON LA MADERA...''


Jose Máximo Rodríguez Pérez - Artesano

LogoCarpinterodelPueblo

¿De dónde nace la afición a trabajar la madera?

La afición me viene desde muy pequeño. Con 6 años le pedí a mi padre que me comprara una sierra, un tornito de sobremesa y una lima y así comenzó mi contacto con la madera. Sin embargo, fue con 9 años cuando hice mi primer juguete, un pequeño caballito que forma parte de mi colección.


La madera que utilicé me la proporcionó un vecino que tenía una tienda de comestibles y me dejaba las cajas en las que venía la leche La Lechera.

¿Por qué hacer juguetes, afición que se ha mantenido toda la vida?

Porque me traen muy gratos recuerdos ya que de pequeño los juguetes que dejaban los Reyes Magos, eran de madera.

Sin embargo, de adolescente y en mi tiempo libre, hacía trabajos para mis familiares y vecinos, arreglaba puertas, armarios, …, llegué incluso a colaborar con una carpintería. Realizaba todo tipo de trabajos, aunque por mi corta edad no me permitían utilizar las máquinas. Lo que más recuerdo de esta época era la satisfacción de todos mis clientes.

¿Qué materiales utiliza?

La madera que utilizo es el pino y la chapa marina por tratarse de maderas menos duras que facilita el trabajo.

Para decorarlas utilizo pinturas al aceite, de colores alegres ya que aportan brillo y luminosidad.

De todos los juguetes hechos, ¿cuál es el que más le gusta?

El Mercedes K500 del año 35.

Es conocida la cantidad de exposiciones en la que ha participado, ¿cuál es el motivo?

Porque me gusta ver cómo el público disfruta de “mis niños”. Es mi pasión y me gusta ver la cara que ponen cuando los ven, algunos porque les trae recuerdos de otra época y otros porque se sorprenden de ver las cosas que con la madera se pueden hacer.

¿“Mis niños”?

Para mí lo son porque les dedico tanto tiempo, los hago con tanto cariño, delicadeza y respeto por los materiales utilizados que forman parte de mí. Es por ello que, aunque son juguetes, sus destinatarios no son los pequeños de la casa sino al contrario, es todo aquel adulto que sepa apreciar el trabajo realizado y los cuide como se merecen.